Calificación Energética B para Attikos-Nou Campanar

¡Las noticias buenas nunca vienen solas!

Si la semana pasada nos alegraba transmitiros que disponemos de licencia para emprender las obras de la promoción de viviendas Attikos-Nou Campanar, esta semana seguimos de enhorabuena. En esta ocasión la noticia viene por la calificación energética de proyecto, sobre la que hemos obtenido una B, el segundo valor más bueno en la escala de valores.
Para los que sois nuevos en esto os diremos que la certificación energética es una clasificación que se le asigna al edificio en cuanto a la demanda de energía que éste requerirá para un comportamiento óptimo del mismo en cuando a funcionalidad y confort se refiere, lo que se cuantifica en consumo de energía y emisiones de CO2.

¿Cómo se calcula la Calificación Energética?

Para el cálculo la certificación energética se lleva a cabo un análisis de los elementos que afectan a las exigencias de consumo de energía del edificio. En este sentido, el edificio tiene dos tipos de elementos:
– Elementos pasivos
– Elementos activos
Se entiende como elementos pasivos, aquellos que sin necesitar de consumo de energía aportan una disminución en el consumo de energía, así como los propios de su diseño (orientación, morfología…). Estaremos, como consecuencia, hablando de todos los elementos que componen la envolvente del edificio. Serán por tanto elementos pasivos la fachada, con sus paños opacos y sus paños transparentes, la cubierta, las medianeras, en caso de que disponga, y el forjado que se encuentre en contacto con el terreno. Estos elementos por su propia composición aportarán un comportamiento más o menos adecuado en términos energéticos.
Por otro lado, están los elementos pasivos, que son aquellos que por sus soluciones de bajo consumo energético ayudan a que la demanda de energía sea menor. Estaremos por tanto hablando de sistemas de agua caliente sanitaria, aparatos de climatización y calefacción, y electrodomésticos… Todos estos aparatos han de apostar por modelos de bajo consumo y buena calificación energética.

¿Qué información contiene la Calificación Energética?

El técnico habilitado para el análisis del edificio, realiza un informe en donde se hace constar la información relativa a orientación, ubicación, morfología y composición de la envolvente, con todas sus particularidades, así como aparatos de consumo energético que incorporará el edificio. El resultado del análisis se expresa en una escala que va de la A a la G, siendo la A, el resultado más positivo (edificio de bajo consumo) y el G el resultado más negativo (edificio de muy elevado consumo).
Calificación energética B

En los edificios de obra nueva el análisis del comportamiento energético se realiza en dos momentos del desarrollo del proyecto. En un primer lugar se realiza sobre el proyecto, de forma previa a la construcción y sobre los datos de las memorias y planos, y en un segundo lugar sobre el edificio ya acabado. De ahí que obtengamos dos documentos, la calificación provisional del edifico y la calificación definitiva.
En este caso y puesto que el edificio aún no se ha construido estamos hablando de la calificación energética provisional. Como su nombre indica es provisional y requerirá de la calificación definitiva, no obstante y puesto que en la construcción se trabaja sobre un proyecto ya muy definido, cabe esperar que los datos no varíen sustancialmente.
Pincha en la imagen para descargarte la Calificación Energética

Calificación energética Attikos

Estamos pues, nuevamente de enhorabuena. La promoción arrancará en breve y no podemos estar más contentos. Los vientos soplan a favor, el edificio Attikos-Nou Campanar prepara su andadura.

Recommended Posts

Deja un Comentario