Ahorra con casas eficientes energéticamente

 

La eficiencia energética es un tema muy en boga, y no es de extrañar, ya que cada vez son más las personas que buscan minimizar los costes de su vivienda, y el consumo energético es un aspecto clave que se debe tener en cuenta. Solamente el consumo de energía supone hasta un 13% del total de los gastos que se tienen en el hogar, de modo que reducirlos es clave para lograr un importante ahorro.

Cada vez son más las personas que apuestan por las viviendas energéticamente eficientes, aquellas viviendas que son más sostenibles y que cuidan del medio ambiente. Las casas eficientes solamente ofrecen ventajas a sus propietarios, ya que les permiten ahorrar a largo plazo dinero en las facturas de la luz, y además cuidan del planeta, ya que el consumo de energía es mucho más reducido.

Casas eficientes energéticamente y certificado energético

Desde el día 1 de junio de 2013 aquel que vaya a comprar una vivienda puede consultar el certificado energético de la casa en cuestión. Se trata de un documento más que acompaña a la documentación de la compra-venta y que sirve para comprobar si es eficiente o, por el contrario, se trata de una vivienda que ofrece un elevado gasto mensual debido a su inadecuado consumo de energía.

Todo comprador de una vivienda tiene derecho a recibir un certificado energético  que haya sido expedido por técnicos habilitados, los cuales se encargarán de calcular la energía consumida mediante las instalaciones que proveen servicios como la calefacción, la refrigeración, el agua caliente o bien la iluminación. En otras palabras, el certificado energético de una vivienda informa al posible comprador de una vivienda sobre el consumo energético así como sobre las emisiones de CO2 de un inmueble.

Entrada en vigor del certificado energético

El 1 de junio de 2013 entró en vigor el Real Decreto 235/2013, por el cual se establece la obligatoriedad de disponer del certificado energético a la hora de comprar o alquilar un inmueble, es decir, que es obligatorio disponer de dicho certificado para poder alquilar o vender un inmueble o local.

Cabe destacar que la responsabilidad de conseguir este certificado energético es del mismo propietario de la vivienda, el cual tendrá que contratar a un técnico habilitado para obtener el certificado energético. En la Ley 8/2013, de 26 de junio, quedan expuestas o reguladas aquellas sanciones por incumplimiento de la normativa de certificación energética.

¿Qué contiene el certificado energético?

El certificado energético es un informe que consta de varias páginas, las cuales disponen de información sobre la orientación, la situación, la envolvente, la iluminación así como los sistemas de producción de energía de una vivienda o local en cuestión, donde la calificación energética del inmueble se expresará en una escala de la A a la G, siendo A el resultado más positivo (vivienda de bajo consumo) y G el resultado más negativo (vivienda de muy elevado consumo).

Vivienda energéticamente eficiente

Según varios estudios realizados, disponer de una vivienda energéticamente eficiente  permite ahorrar hasta 1.675 euros al año, una suma verdaderamente considerable. La eficiencia energética es un aspecto que ha cobrado gran relevancia, por ello merece la pena tener en cuenta los aspectos clave a considerar para conseguir una vivienda energéticamente eficiente.

Para conseguir una casa eficiente es esencial que la vivienda esté adecuadamente aislada. También los electrodomésticos han de ser modelos de bajo consumo (con etiquetas de alta calificación como A+, A++ ó A+++), así como los aparatos de calefacción y aire acondicionado.

Las viviendas energéticamente eficientes ayudan a minimizar el uso de las energías convencionales, ahorrar sumas de dinero en el cómputo anual, y además permiten cuidar del medio ambiente. Contar con una vivienda sostenible y eficiente es sinónimo de responsabilidad.

Recommended Posts

Deja un Comentario