¿Comprar o esperar? Esa es la cuestión

No es de extrañar que tras la gran crisis sufrida en los últimos años, donde el sector inmobiliario ha sido uno de los más perjudicados, sean muchas las personas que se pregunten si es el mejor momento para comprar un apartamento en la playa o por el contrario merece la pena seguir esperando. La respuesta a la pregunta de si es buen momento para comprar un apartamento en la playa es claramente afirmativa.

Debido a la constante caída de los precios, incluyendo en las zonas costeras, han surgido opciones que resultan verdaderamente tentadoras, especialmente en la costa mediterránea. En la actualidad, tanto los compradores particulares como los inversores pueden encontrar en el mercado opciones verdaderamente interesantes, opciones que demuestran que se trata del mejor momento para adquirir una propiedad en la playa.

Cabe señalar que, tal y como indican las últimas estadísticas publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, existe un repunte en la operaciones de compraventa y además está identificado por regiones detectándose un comportamiento diferencial en las zonas de costa.

¿Es el mejor momento para comprar un apartamento en la playa?

Los precios que se pueden encontrar quienes desean comprar un apartamento en la playa se han reducido de forma considerable, ajustándose de forma verdaderamente importante, ya que muchas viviendas han sufrido caídas de hasta el 50%-60%. Esta situación está provocando que sean muchos los compradores particulares así como inversores, tanto nacionales como internacionales, que se sientan atraídos por la idea de comprar un apartamento en la playa.

Este tipo de transacción es muy estacional, con la llegada del verano, la llegada del buen tiempo, crece el número de transacciones de apartamentos en la costa. Y es que son muchas las inmobiliarias y bancos que han bajado el precio de sus inmuebles hasta límites que hace unos años resultaban insospechados. La costa mediterránea sigue siendo la predilecta para quienes buscan comprar un apartamento en la playa, bien sea como primera residencia o bien como inversión inmobiliaria.

En otras palabras, se pueden encontrar oportunidades de compra realmente interesantes y económicas, lo cual no deja de atraer compradores e inversores que buscan una buena vivienda a un precio competitivo. La gran ventaja de comprar un apartamento en la costa se encuentra en que este tipo de viviendas pueden llegar a convertirse en un fabuloso vehículo inversor. La rentabilidad de la compra de este tipo de viviendas dependerá principalmente de la zona de ubicación de la vivienda así como de las características particulares del apartamento en cuestión.

A todo ello hay que sumarle que poco a poco, las entidades bancarias han comenzado nuevamente a  agilizar la financiación, permitiendo que sean muchas las personas que puedan acceder a este tipo de viviendas. Aunque todavía sigue siendo un proceso muy lento, puede decirse que ello ofrece muchas posibilidades tras los muchos años que se han vivido de sequía financiera.

Como se decía, los precios se han visto reducidos hasta en un 50%-60%, pero muchos expertos indican que estamos en un período de ajuste final, por lo que son muchas las áreas de la costa que comienzan a repuntar sus precios y ascender progresivamente. De hecho, puede afirmarse que ya se están empezando a ver diversos signos que marcan un cambio en la tendencia.

Es decir, la compra de apartamentos en la costa comienza a reactivarse nuevamente. Es más, si nos fijamos en las anteriores crisis por las cuales ha pasado el país, hay que señalar que son las viviendas costeras aquellas que antes han empezado a recuperarse.

Por todo ello cabe concluir, que el momento para comprar un apartamento en la playa, sin duda es ahora.

Recommended Posts

Deja un Comentario