¿Sabes lo que son los Edificios de Consumo Casi Nulo?

La normativa europea con respecto a la construcción, tiene como objetivo reducir el consumo energético de los edificios, de manera que llegue un momento en el cual éstos sean autónomos energéticamente hablando. En esta línea, hace ya más de una década, entró en vigor el Directiva la 2002/91/CE, inspirada en el Protocolo de Kyoto, por la cual  los estados miembros de la Unión Europea se comprometen a reducir las emisiones de CO2 en los próximos años.

La fecha que se han marcado en la Unión Europea es el 2020, de ahí el proyecto Horizon 2020. Los edificios que se construyan para esa fecha han de tener un consumo casi nulo, nulo o negativo. Estos últimos son capaces de producir más energía de la que consumen y almacenarla o suministrarla de nuevo a la red.

 

Edificios de Consumo Casi Nulo

¿Sabemos lo que significa Edificios de Consumo Casi Nulo?

Con la Directiva Europea energética se introduce este nuevo concepto. Es aquel edificio “[…] con un nivel de eficiencia energética muy alto […]. La cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno” 

 

En esta definición entran varios conceptos:

  • La exigencia de eficiencia energética

Los edificios han de minimizar las necesidades energéticas con sistemas que se denominan pasivos. Entre ellos se encuentran factores como la orientación del edificio, el aislamiento térmico, composición y distribución de la envolvente del edificio (fachadas, ventanas, cubiertas…), el aprovechamiento de la iluminación natural o sistemas de ventilación, entre otros.

El consumo energético en un edificio optimizado puede verse reducido en más de un 50% con respecto al consumo en una instalación convencional.

 

  • Procedencia de las fuentes de energía

La eficiencia energética de los edificios está relacionada también con las fuentes de energía de aquellas instalaciones que la requieren. Son instalaciones activas las propias de calentamiento de agua, acondicionamiento del aire, iluminación…

Con las directivas europeas se dirigen los esfuerzos a utilizar tecnologías de energía renovable. En la actualidad se instalan ya placas solares, baterías de acumulación de energía y otros sistemas que reducen el consumo energético con el objetivo de conseguir alcanzar en los próximos años edificios de consumo casi nulo.

 

¿Conseguiremos alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea de Edificios de Consumo Casi Nulo? Desde Attikos estamos trabajando para que así sea. La meta 2020 está ya cerca.

Recommended Posts

Deja un Comentario