El grafeno y las viviendas del futuro

De unos años a nuestros días el grafeno se reconoce como el material que revolucionará el mundo de la construcción. Esta revolución viene marcada por el gran número de aplicaciones y bondades que de él se están demostrando.

A nivel físico y mecánico se habla de este material como uno de los más resistentes, puesto que ha demostrado ser hasta 200 veces más resistente que el acero, llegando a asimilarse a los valores de resistencia del diamante.

Otra de las características destacables del grafeno es su elevada conductividad eléctrica. Supera en conductividad al cobre y requiere menor cantidad de electricidad para transformar la energía que materiales con base de silicio.

Se habla del grafeno, como del material del futuro, también por cualidades como es su gran elasticidad, ya que permite ser moldeado y adaptarse así a gran variedad de formas. Y de la capacidad que tiene de absorción de luz, lo que le confiere muchas utilidades desde el ámbito de la eficiencia energética y la captación de energía.

 

Las viviendas del futuro y el grafeno

Las utilidades asociadas a todas estas características son múltiples. A nivel puramente constructivo se reconoce de manera sencilla interesantes aplicaciones en el campo estructural de la construcción, ofreciendo una elevada resistencia al desgaste y elevadas cargas. También en el campo de la eficiencia energética las aplicaciones son muy variadas, desde soluciones constructivas de paneles solares con capacidades de absorción de luz solar y excelentes prestaciones fotosensibles, hasta aislamientos térmicos de máximas prestaciones en infinidad de elementos constructivos.

Pero quizás la novedad que el usuario reconozca como más real es la introducción de este tipo de material en vidrios que mediante nanochips estarán conectados a móviles y otros dispositivos wearables.

 

Grafeno en superficies de vidrio

¿Os podéis imaginar las imágenes de la TV sobre el espejo de la cocina? O, ¿poder leer los mensajes que recibes al móvil sobre el banco de cocina? Este tipo de cosas van a ser posible gracias a la introducción del grafeno en la insdrustria del vidrio, y de la mano de la tecnología informática. La tecnología 4.0 y los wearables llevados a los elementos de la vivienda, para transformar nuestros hábitos de comportamiento y hacernos la vida más cómoda.

Superficies de vidrio, de gran durabilidad, resistentes a manchas y arañazos, que se incorporarán dispositivos electrónicos, ventanas, espejos… de tecnología táctil, con sensores… todo un mundo de aplicaciones en el hogar. Las viviendas del futuro incluirán el grafeno como un elemento más intrínseco al producto inmobiliario, ya no sólo a nivel constructivo, si no a nivel funcional y de habitabilidad.

 

Si quieres ver hacia donde nos dirigimos os dejamos con este video ilustrativo. No dejes de verlo, las viviendas del futuro están unidas al nuevo material del futuro, el grafeno.

Ver video

Imagen de  www.corning.com

 

Recommended Posts

Deja un Comentario