¿Estás pensando en invertir en vivienda?

Cuando hablamos del inversor inmobiliario encontramos dos perfiles bien diferenciados. Por un lado, están las empresas o sociedades que participan bien con capital o bien en negocios del mundo de la construcción, y por otro lado las personas que tienen una cierta cantidad de dinero ahorrado y desean obtener una mayor ganancia que los intereses que les puede dar en una cierta cantidad de tiempo el banco.

Las propiedades inmobiliarias, ya sean casas o apartamentos suelen ser la elección de muchas personas que prefieren tener su dinero invertido en una propiedad o bien material porque les ofrece una doble ventaja. Por un lado, la rentabilidad es mayor de la rentabilidad que podrían obtener en un plazo fijo, y por otro lado materializan su riqueza en un bien físico que genera una plusvalía y revalorización más segura y constante en la evolución de la economía.

 

Cuestiones importantes a la hora de invertir en vivienda

Quienes pueden invertir en una propiedad cuya zona está en pleno crecimiento o auge se aseguran que con el paso del tiempo su capital habrá crecido, y en el caso de querer alquilar ese inmueble podrán hacerlo a un valor mucho más alto.  En la actualidad las dos ciudades de España que son las elegidas para las inversiones inmobiliarias y que cuentan con una gran cantidad de propiedades para escoger son Madrid y Barcelona, en las que se puede optar por una vivienda de segunda mano o elegir entre las nuevas promociones, lo que conlleva disfrutar de viviendas o apartamentos nuevos. Estas últimas responden en mayor medida a las necesidades y exigencias actuales, como puede ser un diseño moderno, áreas de uso común … lo que se traduce en propiedades de mayor interés y más fácil puesta en el mercado del alquiler o propiedad.

Tanto si se trata en el proceso de adquisición de una vivienda, como si se tiene intención de arrendar, hay aspectos importantes que repercutirán directamente en el valor propio del inmueble. Aspectos como la ubicación determinan decisiones importantes de compra-venta. Un barrio que sea buscado por ejemplo por las personas jóvenes o por los estudiantes, cerca de las universidades, suele ser una buena opción ya que se trata de zonas muy buscadas por los estudiantes que tienen que mudarse durante su etapa de estudios para estar más próximos a sus centros de estudios.

Otro aspecto a valorar es que la vivienda tenga espacios comunes. Por lo general estos espacios encarecen la cuota mensual de mantenimiento, no obstante, le aportan un plus que puede resultar muy interesante a la hora de elección de la vivienda e incluso le incrementa el valor.

Si se opta por una vivienda de segunda mano antes de comprarla se deben analizar en conjunto las mejoras que precise el mismo y valorar en detalle el dinero y esfuerzo que supone el sacar la vivienda al mercado para competir en igualdad de condiciones que una vivienda nueva, ya que de no ser así la rentabilidad que se obtendrá tampoco llegará a ser la misma.

 

La decisión de invertir en una propiedad inmobiliaria ha de ser una cuestión reflexionada, ya que supone uno de los mayores esfuerzos económicos de cualquier familia, de ahí que es importante tomarse su tiempo, para que la opción de invertir sea una decisión acertada.

Recommended Posts

Deja un Comentario