Retos del mercado inmobiliario en 2016

El mercado inmobiliario está comenzando a enfrentarse a la recuperación y normalización del sector después de haber pasado por los peores años de crisis. Los expertos indican que el sector inmobiliario debe comenzar a consolidarse, debe comenzar a estabilizarse definitivamente, pero para ello tendrá que hacer frente a una serie de retos a lo largo del año 2016 y los años venideros.

Estas tendencias y retos del mercado inmobiliario para este año 2016 son cuestiones que merece la pena conocer para saber qué depara al mundo inmobiliario para los próximos meses y años. Muy pocos son los países en el mundo que sufren la complejidad normativa de España, y es que la diversidad de normas de distintos ámbitos son un auténtico lastre para el crecimiento de un sector que cuenta indudablemente con un gran potencial dinamizador.

A todo ello hay que sumarle que tanto la situación política actual así como la falta de hoja de ruta en los planes de ordenación también son problemas que repercuten muy negativamente en dicho sector. El sistema, que es tan complejo así como difícil de interpretar, únicamente genera más dudas que certezas tanto a expertos/profesionales del sector como a posibles compradores.

Principales retos del mercado inmobiliario en 2016

La gran pregunta es si después el gran pinchazo de la burbuja inmobiliaria sufrida en España, el país necesita seguir construyendo más viviendas o por el contrario ha de plantearse otro modelo de crecimiento urbanístico. Tal y como ha hecho público el Ministerio de Fomento en un informe que elabora de forma anual, únicamente en la ciudad de Madrid hay 43.000 viviendas de obra nueva completamente vacías.

Aunque cabe señalar que desde el sector inmobiliario no están muy de acuerdo con esas cifras vertidas por el Ministerio, y es que a pesar de que el informe se lleve a cabo mediante una metodología totalmente correcta, hay que señalar que la realidad no casa con el mismo ya que, por ejemplo, no se tiene en cuenta un propietario de una vivienda nueva que no desea venderla. De modo que podría decirse que el número real, el cual ha sido constatado promoción por promoción, no alcanza en la ciudad madrileña las 8.000 viviendas en total. Algunos expertos aseguran que uno de los principales problemas es que el stock del mercado inmobiliario se ha terminado.

Igualmente, los expertos coinciden que resulta poco probable que vuelva a ocurrir una nueva burbuja, especialmente por la reducida financiación hipotecaria que aún la mayoría de entidades bancarias están ofreciendo a sus clientes y por la estabilidad que se prevé en los precios de la vivienda. Solamente en el año 2006 se concedieron aproximadamente 1,3 millones de préstamos, mientras que en el año 2014 dicha cifra apenas alcanzó los 350.000.

Otro de los retos del mercado inmobiliario a los que ha de enfrentarse es la necesidad de disminuir los riesgos regulatorios así como la incertidumbre jurídica existente como consecuencia de una legislación muy densa y compleja que dificulta la inversión extranjera. Por otro lado, el desarrollo de proyectos de rehabilitación y regeneración urbana es otro de los objetivos clave del sector, ya que el mismo brinda importantes oportunidades.

Además, por si fuera poco, este pasado mes de abril, Sareb se encargó de completar la transferencia de activos a las sociedades que han surgido de las antiguas inmobiliarias y que eran propiedad de entidades financieras. Cabe destacar que la consolidación de ambos actores es un punto clave para poder llegar a regenerar el sector, sentando las bases para comenzar la recuperación del mercado inmobiliario de forma progresiva.

Recommended Posts

Deja un Comentario