Valencia es un hervidero de proyectos inmobiliarios

Es ya una realidad. No hay que ser un gran experto en la materia para reconocer el cambio que ha sufrido la ciudad de Valencia en los últimos meses en sus barrios de expansión. Lo que años atrás eran barrios llenos de solares con vallas de información publicitaria desgastadas y viejas por el paso del tiempo y el efecto del sol sobre ellos, son ahora nuevos barrios en los que se percibe esa reactivación en el mercado inmobiliario, esa sensación de que algo se está fraguando en estos momentos.

Nuevas vallas publicitarias sustituyen a las viejas y desgastadas con recurrentes mensaje comerciales. En la mayoría de los casos esas vallas ejercen de reclamo para llevar a cabo un estudio de demanda sobre los intereses de los posibles comprador. Se consigue así un primer contacto con los futuros clientes, los cuales suelen ofrecer información muy interesante y de valor para las empresas promotoras. Se trata de poder sacar al mercado un producto que responda a los que los clientes están solicitando. Cuestiones tan sencillas como el número de dormitorios que se está demandando o la relevancia que puede tener la existencia de terrazas, espacio para el almacenaje o equipamientos… todas ellas permiten afinar y desarrollar proyectos que respondan a la situación actual del mercado.
 

¿Qué está pasando en Valencia?

¿Qué está pasando en Valencia? ¿En qué barrios se reconoce esta reactivación?

En general y prestando algo de atención al sector inmobiliario de Valencia capital, la reactivación se reconoce en la globalidad del municipio. Estamos hablando de una reactivación tranquila, pero sin demora. Los barrios consolidados que disponían de solares interesantes han puesto en marcha nuevo proyectos, pero es en los barrios de expansión en los que la reactivación es más evidente. Es el caso de Patraix, Jesús, Benicalap barrios que con el parón de la crisis quedaron con suelos finalistas listos para construir y que han tenido que esperar más de 10 años para volver a ver crecer el interés por ellos.
 

¿Qué agentes están interviniendo en el nuevo ciclo?

En este nuevo ciclo en el sector de la promoción inmobiliaria aparecen nuevos agentes que se presentan como actores importantes, que conviven con los promotores al uso y que hasta la fecha fueron los que lideraban el ejercicio de la actividad.

Ocurre, por tanto, que en las grandes bolsas de suelo fundamentalmente son los nuevos agentes de la promoción inmobiliaria que disponen de mayor capacidad económica, los que están encabezando la actividad constructora. Suelen desarrollar proyectos de gran envergadura y cuya viabilidad económica sería imposible con empresas más modestas. Pero esto no significa que tengan un mejor hacer constructivo, simplemente que su actividad tiene como finalidad una rentabilidad, hablamos de bancos y fondos de inversión, empresas por definición de finanzas y económicas, y cuyo objetivo último es obtener unas rentabilidades como resultado de la promoción.

Esta es por tanto la situación que se está dando en la ciudad de Valencia, que en pocos meses ha visto como los suelos disponibles de la ciudad han cambiado su mensaje comercial para el lanzamiento de futuras promociones. Habrá que ver cuánto tiempo hay que esperar para que aparezcan las primeras gruas, aunque esto está más ligado a la concesión de licencias y en estos momentos el Ayuntamiento de valencia está tardando del orden de un año en la concesión de las mismas. Pero este es otro tema que merece se tratado en otro momento.

Valencia arranca motores.

 

Recommended Posts

Deja un Comentario