Vivir en casas adosadas : 7 ventajas

Si estás valorando la posibilidad de comprar una vivienda, es interesante que conozcas las muchas ventajas que ofrece vivir en un adosado. Entre las muchas opciones de vivienda que se presentan en el mercado, una de alternativas más atractivas son los chalets o casas adosadas.

Vivir en un adosado ofrece multitud de ventajas en relación a otro tipo de viviendas que merece la pena tener en consideración a la hora de adquirir una vivienda en propiedad.  Pero, ¿qué es exactamente un adosado? La RAE (Real Academia Española) define una vivienda adosada como:

“Dicho de un edificio, especialmente de un chalé: Que está construido unido a otros, con los que comparte una o más paredes laterales.”

Los chalets o casas adosadas se presentan como una opción verdaderamente atrayente y cautivadora, ya que supone un gran cambio en comparación a otro tipo de viviendas como los pisos o los apartamentos. Indudablemente, la principal ventaja que ofrece vivir en casas adosadas es que se pueden disfrutar de mayor número de metros cuadrados y una mayor amplitud espacial, pero sus virtudes van mucho más allá. Veámoslas.

7 ventajas de las casas adosadas

  1. Los metros cuadrados que ofrecen las casas adosadas son un atractivo que realmente atrae a cada vez más familias o parejas a adquirir una vivienda adosada, ya que se puede disfrutar de mayor espacio, pudiendo contar con estancias o espacios que no poseen los pisos o apartamentos como pueden ser un mayor número de estancias, garaje o jardín privado.
  2. Otra de las grandes virtudes de vivir en un adosado es la seguridad que ofrecen este tipo de viviendas ya que, a pesar de ser casas bastante independientes e íntimas para las familias o parejas, no dejan de ser un grupo de casas o viviendas, de modo que están mucho más controladas y protegidas en el caso de que aparezca un extraño.
  3. A todo ello hay que sumarle la tranquilidad y paz que se respira en el entorno en el que se suelen ubicar las casas adosadas ya que, por norma general, se suelen construirse en lugares más alejados del centro de las ciudades, zonas residenciales que gozan de mayor silencio, espacios verdes y tranquilidad.
  4. Con respecto a los gastos que supone la vida en un adosado, no son tan distintos a los relativos en un edificio de viviendas. En el primer caso existirán unos gastos de mantenimiento relativos a los equipamientos que se dispongan de propiedad comunitaria, como pueden ser la piscina o zonas verdes comunes, mientras que se verán reducidos los costes de garaje comunitarios e instalaciones ya que estos serán propiedad privativa.
  5. Los traslados en coche resultarán en la gran mayoría de los casos mucho más rápidos y cómodos, ya que por norma general las urbanizaciones de viviendas adosadas se encuentran próximas a buenas carreteras e infraestructuras, garantizando mayor rapidez en los desplazamientos.
  6. Otro de los puntos fuertes de adquirir casas adosadas en lugar de pisos o apartamentos es que, generalmente, es el carácter residencial de las urbanizaciones en las que se encuentran este tipo de vivienda que en la mayoría de ocasiones incluye en sus proximidades actividades lúdicas, de ocio y deportivas, tanto para pequeños como para adultos.  Además, las propias urbanizaciones suelen incluir zonas comunes como piscina, pistas deportivas o jardines, lo que resulta muy cómodo para familias con niños pequeños.
  7. Además, vivir en casas adosadas, también conocidas como pareados, resulta bastante económico, debido principalmente al valor del suelo, lo que abarata de manera considerable el coste final de la vivienda en el momento de la adquisión o compra.

Vivir en un adosado se ha convertido en mucho más que una moda, en mucho más que una tendencia, vivir en un adosado se ha convertido en una mejora en la calidad de vida de muchas personas, parejas y familias.

Recommended Posts

Deja un Comentario